CADA DÍA ES VIERNES

El Propósito de Joel Osteen al escribir “Cada Día es Viernes” es ayudarle a acomodar su mente de modo que escojas la felicidad cada día. Cualesquiera que sean los desafíos que pueda afrontar, cualesquiera que sean las circunstancias que le estén derribando, puedes escoger tu respuesta.