Las perlas son una hermosa creación de la naturaleza, y aunque muchas personas las portan como símbolo de elegancia y distinción, muy pocas saben que son producto del dolor.

Toda perla es la consecuencia de que en algún momento, debido a las fuertes corrientes marinas, una ostra ha sido herida por un grano de arena que entró a su interior. Paradójicamente, una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas.

En la parte interna de una ostra se encuentra una sustancia llamada nácar, y cuando un grano de arena entra y lastima la ostra, esta lo recubre con capas y capas de nácar para protegerse. Como resultado se forma una hermosa y reluciente perla.

¿Sientes que no te valoran lo suficiente?

¿Has sentido que la actitud o las palabras de alguien te hieren?

¿Has vivido algún tipo de injusticia?

¿Has sentido que algunas veces la vida no marcha como quisieras?

Si existe una herida y no la cubres de amor, esa herida permanecerá abierta, no cicatrizará y te dolerá mucho más de lo que debería.

Entonces perdona y haz de tu herida una perla. Cubre las situaciones dolorosas con varias capas de amor que hagan las veces de nácar, y recuerdas que cuanto más cubierta este tu herida, menos dolorosa será.

Perdona a quien te lastime, no porque lo merezca, sino porque tú te mereces cerrar tus heridas y liberar del odio a tu corazón, y recuerda: una perla es una herida sanada por el amor.

1.- Honra tus palabras.
Lo que sale de tu boca es lo que eres tú.
Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo; si no te honras a ti mismo, no te amas.
Honrar tus palabras es honrarte a ti mismo, es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.
Eres auténtico y te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.
2.- No te tomes NADA personal.
Ni la peor ofensa. Ni el peor desaire. Ni la más grave herida
3.- No supongas.
Los Líderes no asumen nada.  No des nada por supuesto o por sentado.  Si tienes duda, aclárala. Si sospechas, pregunta.
Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que NO TIENEN FUNDAMENTO.
4.-Haz siempre lo máximo que tengas que hacer.  No simplemente lo que puedas, porque lo que puedas no es suficiente.  Para triunfar debemos estar dispuestos a hacer lo necesario.
Si siempre haces lo máximo que tengas que hacer, nunca podrás recriminarte nada o arrepentirte de nada.

About Instructor

+65 enrolled
Open Registration