¿Sabías cómo puedes conseguir más de los demás con $10 en vez de con $1,000? Esta es la historia de cómo motiva más un pequeño premio que un gran premio demasiado lejano. Aplica este sistema con tus empleados o a los tuyos y verás los beneficios. Esta es la historia: Continental Airlines a mediados de los 90 dijo a sus 30.000 empleados que les premiarían con (SÓLO) 65 dólares de bonus si estaban entre las 4 aerolíneas más eficientes a final de año. Los empleados vieron ese número como algo real. Algo alcanzable. Y empezaron a colaborar entre ellos. (Qué gran verdad que lo primero son los empleados, no los clientes. Porque sin ellos no llega la “satisfacción al cliente”.) Así que desde ese momento se acabó echar la culpa a otros. Tenían que ayudarse. No iban a perderse esos 65 dólares tan reales. Y mejor aún: nadie quería fallar porque sería quitar 65 dólares a sus compañeros… y ver su cara todos los días. Curioso, podemos perder cientos de miles de dólares en malas inversiones. Podemos confiar la mitad de nuestro sueldo en forma de impuestos a los políticos. Pero 65 dólares… ¡que no me los quiten! Y a final de año Continental Airlines subió a los primeros puestos de eficiencia. Y sus beneficios también subieron. Otras organizaciones lo han hecho con recompensas tan baratas como felicitaciones públicas, los de arriba compartiendo mesa con los de abajo y preguntándoles por ideas. Otros simplemente dieron las gracias en público… Siempre pequeños gestos. Por eso funcionará también tu sistema de minirecompensas, porque tus empleados lo pueden tocar. Es real. Minirecompensas para grandes mejoras. Inténtalo con los tuyos.

About Instructor

+65 enrolled
Open Registration