El preludio de un nuevo sueño.

Has establecido millares de acuerdos contigo mismo, con otras personas, con el sueño que es tu vida, con la sociedad, con tus padres, con tu pareja, con tus hijos; pero los acuerdos mas importantes son los que has hecho contigo mismo.

En estos acuerdos te has dicho quién eres, que sientes, qué crees y cómo debes comportarte.

El resultado es lo que llamamos personalidad. En esos acuerdos dices: Esto es lo que soy. Esto es lo que creo. Soy capaz de hacer ciertas cosas y hay otras que no puedo hacer. Esto es real y lo otro es fantasía; esto es posible y lo otro es imposible.

Tenemos muchos acuerdos que nos hacen sufrir y fracasar en la vida. Si quieres vivir con alegria y satisfacción, debes hallar la valentía necesaria para romper esos acuerdos que se basan en el miedo y reclamar tu poder personal. Los acuerdos que surgen del miedo, requieren un gran gasto de energía, pero los que surgen del amor nos ayudan a conservar nuestra energía e incluso a aumentarla.

Si somos capaces de reconocer que nuestra vida esta gobernada por nuestros acuerdos y el sueño de nuestra vida no nos gusta, necesitamos cambiar los acuerdos. Cuando finalmente estemos dispuestos a cambiarlos, habra cuatro acuerdos muy poderosos que nos ayudarán a romper aquellos otros que surgen del miedo y agotan nuestra energía.

Cada vez que rompes un acuerdo que no te conviene, todo el poder que utilizaste para crearlo vuelve a ti. Si los adoptas, estos cuatro acuerdos crearán el poder personal necesario para que cambies todo tu antiguo sistema de acuerdos.

Necesitas una gran voluntad para adoptar los Cuatro Acuerdos, pero si eres capaz de empezar a vivir con ellos, tu vida se transformara de una manera asombrosa.

PRIMER ACUERDO:

SE IMPECABLE CON TUS PALABRAS.

Tus palabras constituyen el poder que tienes para crear. Son un don que proviene directamente de Dios.

En el principio existia el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

Mediante las palabras expresas tu poder creativo, lo revelas todo. Tu intensión se pone de manifiesto a través de tus palabras. Lo que sueñas, lo que sientes y lo que realmente eres lo muestra por medio de las palabras. N son solamente sonidos o símbolos escritos. Son una fuerza; constituyen el poder que tienes para expresar y comunicar, para pensar y, en consecuencia, para crear los acontecimientos de tu vida.

Las palabras son la herramienta mas poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia. Pero son como una espada de doble filo: Pueden crear el sueño más bello o destruir todo lo que te rodea. Uno de los filos es el uso erróneo de las palabras, que crea un infierno en vida. El otro es la impecabilidad de las palabras, que solo engendrarán belleza, y el cielo en la tierra. Según como las utilices, las palabras te liberarán o te esclavizarán aún más de lo que imaginas. TODA LA MAGIA QUE POSEE SE BASA EN TUS PALABRAS. Son pura magia y si las utiliza mal, se convierten en magia negra. Esta magia es tan poderosa, que una sola palabra puede cambiar una vida o destruir millones de personas.

En Alemania, mediante el uso de las palabras, un hombre manipuló a un país entero de gente muy inteligente. Los llevó a una guerra mundial, solo con el poder de sus palabras. Convenció a otros para que cometieran los mas atroces actos de violencia. Activo el miedo de la gente, y de pronto, como una gran explosion, empezaron las matanzas y el mundo estallo en guerra. En todo el planeta los seres humanos han destruido a otros seres humanos porque tenían miedo. Las palabras de Hitler, que se basaban en creencias de acuerdos generados por el miedo, serán recordadas por siglos.

La mente humana es como un campo ferrita en el que continuamente se están plantando semillas. Las semillas son opiniones, ideas y conceptos. Las palabras son como semillas y la mente humana es muy fértil, crecen rápidamente, por eso debes tener total control con tus palabras. Lo peor es que es más fértil para las semillas del miedo. Lo mas importante es descubrir para que clase de semilla es mas fértil nuestra mente, entonces prepararla para que solo acepte las semillas del amor.

Teniendo todo esto en cuenta debemos estar siempre pendiente del gran poder que emana de nuestra boca. Si plantamos un miedo o una duda en nuestra mente, crecerá una serie interminable de acontecimientos. Una palabra es como un hechizo, y los seres humanos utilizamos las palabras como magos de magia negra, hechizándonos los unos a los otros imprudentemente.

Las palabras captan nuestra atención, entran en nuestra mente y cambian por entero, para bien o para mal, nuestras creencias.

About Instructor

+59 enrolled
Open Registration