LA CIENCIA DE HACERSE RICO

Es uno de los clásicos más leídos de los últimos tiempos.

Reconocido por la autora de “El Secreto” como la inspiración para su libro, su mensaje extraordinario ha calado, desde su versión original, en las vidas de millones de personas cien años después de su publicación.

Wallace D. Wattles fue parte del movimiento del nuevo pensamiento, y junto a William Walker Atkinson y Orison Swett Marden, pusieron las bases de la literatura de Autoayuda y Superación, e inspiraron a todos los demás autores del siglo 20, y siguen inspirando a los del siglo 21, pues su sabiduría simplemente no pasa de moda: su mensaje es a prueba del paso del tiempo.

Esta versión contiene como bono el libro “Como Obtener lo que Usted Quiere”, también de Wallace Wattles, y es una traducción en forma fiel por el reconocido autor de libros de negocios y autoayuda Mauricio Chaves Mesén.

EXISTE UNA CIENCIA DE HACERSE RICO.

Este es un secreto que hasta no hace mucho tiempo solo conocían unos cuantos privilegiados. Existe una ciencia para hacerse rico; se trata de una ciencia exacta, como el álgebra o la aritmética. Como tal, parte de principios o axiomas de los cuales se deducen leyes. Existen ciertas leyes que gobiernan el proceso de adquisición de riquezas y, una vez que el hombre las aprende y obedece, se hace rico con certeza matemática. La idea central es que la posesión de dinero y bienes es la consecuencia de hacer las cosas de una «manera determinada».

Quienes hacen las cosas de una manera determinada, ya sea intencional o accidentalmente, se hacen ricos; mientras que aquellos que no hacen las cosas de esa manera determinada continúan pobres, independientemente de lo duro que trabajen y de cuán capaces puedan ser.

¿No te has preguntado nunca por qué muchas personas holgazanas o con menor formación intelectual ganan más dinero que otras responsables y con más instrucción en el mismo puesto? Pues bien, es ley natural que, a igual causa, siempre se obtienen los mismos efectos y, por ende, todo hombre o mujer que aprende a hacer las cosas de una manera determinada se hará infaliblemente rico. La prueba de que la afirmación que antecede es verdadera, se basa en innumerable cantidad de hechos, los cuales verás descriptos a medida que avances en la lectura y comprobarás en cuanto lleves a la práctica estos conocimientos.”

PRIMER PRINCIPIO: Pensamiento.